logo

Actualidad Noticias

Contra los intereses abusivos

Contra los intereses abusivos: #StopUsura

OCU pone en marcha una campaña para ayudar a los afectados a liberarse de la trampa de los intereses abusivos generados por créditos y tarjetas de pago aplazado, revolving, etc. Decimos alto y claro #StopUsura.

Miles de consumidores han caído en la trampa de las deudas. Los culpables muchas veces son los excesivos intereses, abusivos e incluso usurarios generados por créditos al consumo o por las tarjetas de pago aplazado, especialmente las tarjetas revolving, una modalidad muy peligrosa. 

¿Es tu caso? ¿Estás pagando intereses muy elevados por aplazar pagos o por un crédito al consumo? ¿Has caído en la trampa del sobreendeudamiento y los intereses excesivos? En OCU queremos ayudarte a que te liberes, y por eso lanzamos la campaña #StopUsura, contra la trampa de los intereses abusivos.

La trampa de créditos y tarjetas revolving

Gastos imprevistos o por encima de nuestras posibilidades, los sueldos bajos, la carestía de la vida... millones de consumidores tienen muchas dificultades para afrontar los pagos de su vida cotidiana, como sabemos por el estudio del Índice de Solvencia Familiar OCU. Son miles de hogares los que no llegan a fin de mes, y viven a crédito, una opción que sale muy cara. 

Entidades financieras ofrecen créditos rápidos, incluso microcréditos por pequeñas cantidades por las que comprasn intereses realmente elevados, con TAEs que superan el 1.000%, muy poco recomendables. Muchos otros optan por el pago aplazado de tarjeta: aplazar una compra en un comento concreto puede ser una solución,, pero aplazar el gasto indefinidamente solo te hace caer en una deuda cada vez mayor.

Peor todavía es recurrir a las famosas tarjetas "revolving", unas tarjetas de crédito que solo tienen la opción de pago aplazado, es decir, todas las compras que se pagan con ellas se aplazan (con sus intereses), con lo que el usuario está permanentemente endeudado. Ofrecen distintas opciones de pago:

Pagar una cantidad fija mensual, se fija el importe que se quiere pagar cada mes con independencia del gasto mensual de la tarjeta, se paga siempre lo mismo, y si el gasto realizado es mayor, se acumula al resto de la deuda que se pagará con los intereses correspondientes. Así, si la cuota es pequeña, puede que no alcance siquiera para cubrir el pago de los intereses, con lo que la deuda pendiente no hace sino aumentar.

Pagar un porcentaje de la deuda pendiente. Se paga cada mes un porcentaje del crédito consumido, con una cuantía mínima. Este segundo sistema de pago tampoco es recomendable, pues induce a entrar en una espiral de deuda en la que nunca se acaba de pagar.

¿Intereses usurarios? El Supremo dice No

Ya la antigua Ley de Represión de la Usura establecía en 1908  que “será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés normalmente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino”.
En una sentencia de 2015 el Tribunal Supremo consideró que unos intereses de más del 24,6% TAE (similares a los que cargan muchas tarjetas de crédito por los aplazamientos) están muy por encima del interés normal.

Al dictar esta sentencia, el Supremo estableció un criterio importante a la hora de considerar usurarios, y por tanto abusivos, los intereses elevados en contratos de créditos y préstamos, y abrió la posibilidad a que los usuarios reclamen esos intereses excesivos y, si la justicia determina que son abusivos, puedan conseguir su anulación o la minoración de la deuda.

Consulta la noticia original AQUI

© 2020 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías